Gestalt es una psicoterapia existencial y experimental que propone a la persona aventurarse a descubrir que hay detrás de los síntomas a través de la creatividad y el darse cuenta.

Vivir aquí y ahora.

Darme cuenta de mi mundo interior. Mis sensaciones, emociones, mi organismo en funcionamiento.

Darme cuenta del mundo exterior, siempre en función de lo que soy, de mi forma de percibir.

Darme cuenta del contacto entre yo y el exterior, del pasado y el futuro. Pensar, imaginar, planificar, recordar, anticipar…

Que me bloquea, que necesito, como puedo salir de este marrón.

Lo que más me gusta de este modelo es el Ciclo de la Experiencia.

El Ciclo de la Experiencia es la sucesión de fases por las que pasamos para satisfacer nuestras necesidades.

¿Cuáles son las fases?

Simplificando, son 7.

terapia gestal psicologo burgos

Todo comienza con una sensación, una necesidad…

El siguiente paso es ser consciente de ello. Darse cuenta.

Una vez hemos tomado consciencia de esa sensación y necesidad necesitamos energetizarnos, calcular la energía que tenemos y necesitamos para llegar a la acción.

La acción es la cuarta fase. Interactuamos. Nos movilizamos hacia lo que queremos, hacia nuestras metas a largo plazo o a rascarme la pierna.

Aquí llega el contacto, el encuentro con lo que calma nuestra sed, nuestra hambre o nuestra tristeza.

La siguiente fase, la sexta, es cuando nos sentimos satisfechos y realizados. Sentimos el placer, la serenidad, el encanto de haber solucionado un problema. Que gusto, oye.

Ahora me retiro, reposo, integro lo vivido y agradezco, preparado para la siguiente necesidad.

El problema es cuando nos callamos, posponemos, no tenemos permiso… y empiezan a quedar asuntos pendientes. Interrupciones en el ciclo. A veces la manera que tenemos de interrumpir este ciclo llega a formar parte de nuestra personalidad, de nuestra identidad.

Como esas personas que nunca nos quejamos, siempre sonreímos y tiramos hacia adelante con todo el peso sobre nuestras espaldas.

O lo contrario, esas personas que nunca nos hacemos cargo, siempre encontramos algún esbirro que nos soluciona los problemas.

O huimos…

O le damos vueltas a la cabeza una y otra vez.

O nos enfadamos con nosotros mismos.

O nos quedamos pensando en si hubiera hecho esto otro… o aquello de más allá.

Poco a poco iremos adentrándonos en este proceso, en los bloqueos, en cómo se manifiestan los mecanismos de defensa y hacia donde dirigimos la energía para no avanzar, y las consecuencias que esto tiene en nuestra personalidad y en nuestra sensación de bienestar.

Para terminar, dejo aquí el clásico Poema de Fritz Perls…

Yo soy yo y tú eres tu

Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas y

tu no estás en este mundo para cumplir las mías.

Tú eres tú y yo soy yo.

Si en algún momento o en algún punto nos encontramos,

y coincidimos, será hermoso.

Sino, pocas cosas tenemos que hacer juntos.

Tú eres tú y yo soy yo.

Falta de amor a mí mismo,

cuando en el intento de complacerte me traiciono.

Falta de amor a ti,

cuando intento que seas como yo quiero.

En vez de aceptarte como realmente eres.

Tu eres tú y yo soy yo.

Fritz Perls

Puedes escribirme por Telegram

Igual te interesa saber más sobre que terapia es mejor para ti.

O quizás quieras saber razones para ir al psicólogo.

En otro artículo explico qué es el Análisis Transaccional y el Focusing.